Ante la ola de chabacanos que con teléfono celular en manos y auto identificándose como periodistas, prensa o comunicador, jamás el estudiado y profesional del área vivirá de su carrera.

Es que la comunicación social, la que se supone debe ser realizada por un profesional del área o afines, se ha adentrado en un cualquerismo al extremo de entrar en vulgaridades inmensas y falta de respeto total al remitente.

El caso ha sido ignorado por los grandes gremios que aglutinan a trabajadores formales de la prensa y colegiados del periodismo, que se han hecho los desentendidos, y al parecer, el cáncer de los lanzados a los que ellos llaman » Prensa» ya entró en una metástasis.

Desde Blogs, espacios de radio, televisión, programaciones digitales, un cualquiera, sin ningún tipo de formación para incursionar en los medios, hace y dice por su boca todo lo que se le venga en ganas, pero peor es cuando a uno de esos vocingleros no se le hace un favor, utilizan el medio para arremeter con la persona que no tiene como defenderse y hablarles a multitudes.

Todo el que esta vago, no trabaja, el oficio que de inmediato elige es ser comunicador, que como medio usa una pagina web o blog, hace fotos con un celular, y escribe barbaridades, que desde la tumba se retuerce Miguel de Cervantes Saavedra, al ver del disparate que hacen de su literatura, y de la lengua española.

¿Por qué hemos llegado hasta este extremo?

Lo primero es que la gran culpa está por parte de quienes tienen voz y mando en las estructuras o gremios, que lo han permitido todo, por la indigna razón de que se van a buscar un problema con esos que hacen de la comunicación una pocilga llena de varios animales en defecadero.

Segundo. Los políticos, que en pos de incrementar su popularidad o detractar a su oponente, emplean a un desconocedor de la comunicación social y entre pare tesis, colocan un boca de burro a soltar todo tipo de palabras mal sonantes en dichos espacios de comunicación.

Tercero. Los propietarios, directores de medios que, con menos culpas, les arrendan espacios a esos constructores de sandeces, calumnias y auspiciadores de los malos valores.

Será difícil que un periodista o profesional de la comunicación social se gane «Su Moro» con la creación de comunicadores falsos, estúpidos, sin conocimientos de la redacción, oratoria, y los métodos para realizar un buen trabajo periodístico en cualquiera de sus categorías de la información.

El irrespeto, altanería y la charlatanería de estos descerebrados, ha hecho que muchos de estos sin conceptos, se crean que son populares, influyentes y dignos de que le llamen «Comunicador Social» y es falso de toda propiedad, que aquel porque escriba, hable o use un celular para hacer fotos, sea llamado miembro de la prensa. Es la mentira mas absurda.

Ya está bueno, que se denigre la clase comunicacional, que se irrespeten las autoridades policiales, que se haga chantajes en nombre de la prensa, entre otras cosas que son punibles si los secretarios o presidentes de los gremios se pusieran sus pantalones y llevara a un estrado a todos esos delincuentes de la mal llamada Prensa o Comunicador.

Pero será difícil que un periodista viva de su profesión ante esos agoreros, escribientes acólitos, asesinos del lenguaje, mendigos del desempleo, por lo que se meten a ser comunicadores y andar con falsos carnés de prensa, alzándose por encima de las autoridades cuando se les llama a la atención, y más en estos tiempos de pandemia, donde han aparecido del inframundo intelectual, muchos que tal vez en contubernios se han agenciado de los denominados permisos para andar calle arriba y calle abajo con el susodicho distintivo con letras grandes en la parte inferior llamado PRENSA. Ya está bueno que los periodistas de verdad estemos pasando vergüenza con esos marrulleros, metidos, degenerados y vagos de las calles que hoy dicen ser comunicador Social.

Por: Héctor Solís

Licenciado en Comunicación Social

Egresado de la Universidad Central del Este.

Con otras especialidades de varias universidades.

Ver biografía en: fb @SolisInforma.

 

Un comentario en «Así nunca el periodista vivirá de la comunicación social.»
  1. Ya empezaron a vociferar los falsos comunicadores jajajjaj hay una que me insulto por que comente en su muro una información relacionada con el tema

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hey, Quieres recibir las noticias via WhatsApp, agregame por favor! 🙂👍