La lucha por la presidencia de Haití se intensificó ayer lunes cuando políticos de la oposición nombraron a su propio líder para suplantar al presidente Jovenel Moise, a quien quieren expulsar del cargo alegando que expiró su mandato.

La escalada en la crisis política haitiana ocurre un día después de autoridades del gobierno afirmaron haber frustrado intentos de golpe de Estado y de asesinar al presidente.

La oposición afirma que el mandato de Moise culminó el domingo, en tanto el mandatario, que desde el año pasado gobierna sin contrapesos, asegura que será presidente hasta el 7 de febrero de 2022, desatando nuevas protestas en el atribulado país.

Algunas manifestaciones que tuvieron lugar el fin de semana incluyeron choques con la policía, pero los residentes de Puerto Príncipe, la capital, se guarecieron en sus hogares, hartos de las crisis e incertidumbres políticas así como de la delincuencia y el resurgimiento de los secuestros.

En una declaración en video remitida a la AFP, el juez Joseph Mecene Jean- Louis, de 72 años, dijo haber aceptado “la decisión de la oposición y de la sociedad civil de servir a su país como presidente interino para una transición”.

Estados Unidos acepta la postura de Moise de que su mandato culmina dentro de un año. Y el mandatario haitiano parece conservar el liderazgo de la nación caribeña, devastada por una larga historia de dictadura, inestabilidad política y una profunda pobreza acentuada por catástrofes naturales.

En tanto, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y su misión en Haití siguen la situación “con inquietud”, afirmó el portavoz Stéphane Dujarric, quien agregó quees “muy importante que todas las partes implicadas traten sus diferencias por medios pacíficos”.

Respecto al mandato de Moise, Dujarric se limitó a decir que el presidente haitiano fue elegido en noviembre de 2016 y “prestó juramento en febrero de 2017 para un mandato de cinco años”.

Hoja de ruta El exsenador Youri Latortue dijo que se espera que el período de transición encabezado por Mecene Jean-Louis tome tiempo.

“Hay una hoja de ruta de dos años, con el establecimiento de una conferencia nacional, la redacción de una nueva constitución y la celebración de elecciones”, dijo.

La oposición también rechaza la afirmación de que Moise fue blanco de un intento de golpe, señalando que ya no es legalmente el presidente.

“Estamos esperando que Jovenel Moise salga del Palacio Nacional (sede de la presidencia) para poder continuar con la investidura del señor Mecene Jean-Louis”, dijo a la AFP el opositor Andre Michel.

La disputa sobre cuándo termina el mandato del presidente se deriva de la elección original de Moise: fue elegido para el cargo en un comicio que fue luego anulado ante acusaciones de fraude, y resultó elegido nuevamente un año después, en noviembre de 2016.

MILITARES
Apoyo a Moise. 
El Ejército de Haití manifestó ayer su apoyo al presidente Jovenel Moise después de que la oposición haya nombrado a un “presidente interino” para tratar de reemplazarlo, y advirtió de que los militares defenderán “el orden democrático”. “Las Fuerzas Armadas de Haití reafirman su determinación a respetar la Constitución y las autoridades legítimas, democráticamente elegidas por la población”, dice un comunicado del teniente general Jodel Lessage.

AP

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hey, Quieres recibir las noticias via WhatsApp, agregame por favor! 🙂👍