No bien terminada la alocución del presidente Luis Abinader sobre su segundo informe de Gobierno el  martes último, desde Santiago, de desató una tanda de críticas y elogios provenientes del ámbito opositor, entes empresariales, religiosos y figuras de opinión, arrojando calor al debate y estableciendo dominio como tema base de discusión en la opinión pública.

La respuesta más terminante la emitió el expresidente Leonel Fernández, líder del partido Fuerza del Pueblo (FP), al definir la gestión de Abinader como “dos años de gobierno con mucha espuma y poco chocolate”.

Esto, según  precisó Fernández, debido “a la cantidad de picazos, exageraciones y promesas incumplidas” que según él, han predominado durante la actual gestión.

Fernández afirma que el Gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) se ha caracterizado por el “síndrome de los picazos y de obras sin realizar”, refiriéndose a la cantidad de infraestructuras viales   anunciadas por el mandatario en diferentes lugares del país.

“Esto se puede apreciar”, dijo Fernández, “al evaluar que el gobierno ha prometido unas 223 obras en todo el territorio nacional, con una inversión proyectada de 452 mil millones de pesos”.
Entre estas mencionó las entradas de Samaná y La Romana, el de Manzanillo y las circunvalaciones de Navarrete, Francisco de Macorís, Azua y y Baní.

Criticó que Abinader anunció 62 mil soluciones habitacionales pero, hasta la fecha, “el Estado solo ha entregado 28,000, de las cuales se han distribuidos 215 viviendas entre Los Alcarrizos y Azua”. Tras recordar que el Presidente prometió construir una red oncológica y de traumatología, y la construcción de tres ciudades sanitarias en Santiago, San Cristóbal y San Francisco de Macorís,  estas obras no están materializadas y “muchos hospitales públicos han caído en deterioro “.

“Arrebatando esperanza”
El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) declaró por medio de su secretario general,  Charles Mariotti, que el gobierno de Luis Abinader y el PRM están “arrebatando la esperanza a los dominicanos”.

“En estos dos años de gobierno, la gente ha pasado de la alegría a la incertidumbre y apatía”, resaltó Mariotti.

En estos primeros dos años el gobierno, agregó, el gobierno tiene “muy poco que celebrar y los dominicanos tenemos mucho que lamentar”.

“El famoso cambio que tanto pregonaron ha sido para atrás. Hoy la gente comienza a decirlo por todos lados: el cambio de Abinader fue un fracaso”, sentenció.

”Una obra teatral”
Mientras,  Abel Martínez, alcalde de Santiago y aspirante presidencial del Partido de la Liberación Dominicana, calificó el discurso del mandatario de  “una obra teatral”, y “ con un público prepago, donde no trató los problemas nacionales”.

Criticó que el mandatario no hablara del precio de los alimentos, “ni de un plan concreto para combatir la delincuencia que está arropando” al país.

“Ajeno a la realidad”
La exvicepresidenta Margarita Cedeño  sostiene, a travss de su cuenta en Twitter, que el discurso del Presidente está “completamente ajeno a la realidad”.

Dijo que le gustaría que el presidente hablara de bonanza económica y de bienestar social “mirando a los ojos a las familias que no les alcanza para comer, a los enfermos sin acceso a medicamentos y a los niños sin almuerzo escolar”.

 “Esperanzador, un reto”
Por su parte, el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue) calificó de “esperanzador”, y a su vez,   “un reto”, la alocución del jefe de Estado.

El pastor Feliciano Lacen considera que el mandatario mostró un amplio programa de trabajo que lo comprometen a seguir invirtiendo de manera directa en los sectores de salud, alimentación y en educación.

Esto le permitirá, anadió,  “seguir trabajando para resolver el déficit de aulas, ampliar la cobertura de la educación pública y terminar los centros educativos que están en construcción, reconociendo que muchas veces esto es provocado por el flagelo migratorio que amenaza nuestros pueblos”.

El Codue considera que  el gobierno debe procurar darle frente al problema de la inseguridad ciudadana y |unir los diferentes sectores de la sociedad para enfrentar con eficiencia esta problemática que cada día gana terreno en el país”.

No obstante, el Consejo advirte de que, aun cuando  las palabras de Abinader sean motivadoras y esperanzadoras para muchos, “es evidente que el gobierno debe pasar de las palabras a los hechos”.

Comparación
Leonel Fernández también respondió a la comparación de costos de obras construidas por pasadas gestiones con los que el mandatario tiene previsto construir en menor precio.

Ante esto, dijo que se trata de “una grosera manipulación” confrontar trabajos hechos y en funcionamiento con los que él (Presidente) tiene en la cabeza”.

“Es una manipulación grosera comparar obras construidas y funcionando con picazos y promesas incumplidas; se trata de la diferencia entre el mito y la realidad”, declaró el exmandatario al comentar la alocución de Abinader.

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hey, Quieres recibir las noticias via WhatsApp, agregame por favor! 🙂👍